Soluciones y Problemas Santo Domingo

Por Otoniel Carela Martínez
Responsabilidad de los gobiernos locales en la lucha contra el Cambio
Climático y la Gestión de Riesgos.

La República dominicana se encuentra entre los paìses màs vulnerables a los efectos del
cambio climático, y aun con los grandes esfuerzos en reducir estos riesgos para alcanzar el
desarrollo sostenible, siguen existiendo muchos desafíos que enfrentar, no solo en la
inclusiòn y planificaciòn de políticas públicas enfocadas a la lucha contra el cambio
climático, la conservaciòn del medio natural, y la gestiòn de riesgo y desastres, sino que
también, en la ejecución de estas políticas y la participaciòn de los gobiernos locales o
municipales como entes responsables de hacer que estos planes sean ejecutables.

Si bien es cierto que Santo Domingo, es una de las provincias como mayor densidad
poblacional y que cuenta con uno de los municipios màs grandes del paìs, sus planes para la
mitigaciòn y adaptaciòn al Cambio Climático y a la gestión de riesgo y de desastres no se
acercan a la realidad que viven sus munícipes, pero tampoco, responden a los acuerdos
internacionales firmados y ratificados por la Repùblica Dominicana para hacer frente al
cambio climático, como el acuerdo de parís y el Marco de Sendai en materia de Gestión de
Riesgo en la se hace menciòn sobre las responsabilidades que deben asumir los gobiernos
locales para hacer frente a estos efectos adversos, asì como tambièn al PLAN NACIONAL
DE ADAPTACIÓN PARA EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA REPÚBLICA
DOMINICANA 2015-2030.

Es de menester considerar que esta gran debilidad que enfrenta la localidad del gran Santo
Domingo, ha ocasionado el aumento excesivo de residuos sólidos que son producidos por los
y las ciudadanos, que ha sido gracias a la falta de capacidad en el manejo de los mismos
(proceso logístico en la recogida de los residuos, cantidad de vehículos para la recogida de
estos residuos y carencia de centros de acopio y vertederos formales), hace que en las
temporadas de riesgo de las manifestaciones atmosféricas, como huracanes, tormentas
tropicales, entre otras, las calles se vean inundadas, aumentando las probabilidades de
propagación de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, enfermedades transmitidas por
vectores y el agua (zika, chikungunya, dengue, cólera y otras enfermedades diarreicas),
hantavirus y rotavirus, enfermedad renal crónica y trauma psicológico, y uno de los casos
más recientes es la propagación de la COVID-19, que ha puesto en riesgo la salud millones
de personas. Y si analizamos las proyecciones para los próximos años, estas se avizora, con
una cuantiosa probabilidad, la expansión en el tiempo y un aumento de los casos de dengue
debido a condiciones más favorables para la aparición de virus y por ende un aumento de la
probabilidad de los casos la cual ya ha comenzado a manifestarse en Santo Domingo.

Otro problema a relucir es la ejecución de programas para garantizar una movilidad
sostenible y la disminución del tráfico, que genera un gran impacto en la producción de gases
de efecto invernadero (GEI) por la alta quema de combustibles fósiles. Además, la falta de
un plan de acción que permita la salida y la creación asentamientos en viviendas de bajo
costo, y que les permita una mayor calidad de vida a las cientos de personas que viven a los
alrededores del río Ozama, siendo este el mayor recurso acuífero con el que cuenta la
provincia, ocasiona una sobreproducción de residuos sólidos a los alrededores del río que
imposibilita su cuidado y mantenimiento, así como también la desmotivación e interés en
inversionistas extranjeros para hacer de esta zona un punto ecoturístico, que aumente la
empleabilidad y motive el desarrollo económico de la provincia A raíz de las problemáticas
expuestas que afectan con el pleno desarrollo provincial para
garantizar una mayor efectividad en las responsabilidades de los gobiernos locales para
enfrentar los efectos adversos al cambio climático, así como también reducir los riesgos y las
vulnerabilidades que afronta nuestra provincia a la hora de presentarse una amenaza por
manifestaciones meteorológicas, es que se deberían tomar en cuenta las siguientes medidas:

  1. Fortalecer las alianzas público-privadas desde el gobierno local (alcaldía) que permita
    ejecutar las estrategias y planes locales para hacer frente a los efectos del cambio
    climático.
  2. Motivar a la reducción y utilización de sorbetes plásticos, tapas plásticas, y la
    utilización de cualquier tipo de plástico dentro de establecimientos de comida
    (restaurantes, cafeterías, locales de comida dentro de los centros comerciales), esto
    disminuirá la cantidad exacerbada de residuos que son producidos por los
    consumidores.
  3. La creación de puntos limpios o verdes en los espacios y áreas comunes en la que los
    y las munícipes suelen frecuentar. Además, mediante las responsabilidades sociales
    asumidas por las empresas, incentivar la realización de proyectos de participación
    ciudadana dentro de las comunidades, que fortalezcan las estrategias de
    sensibilización que son llevadas a cabo por el gobierno local para enfrentar el Cambio
    Climático.
  4. Estructurar un programa Ozama Limpia, que mediante la intervención de ambos
    actores (Alcaldía y Sector privado) se ejecuten iniciativas (campañas de
    concientización, limpiezas a las orillas del río cada cierto tiempo en la que los
    comunitarios participen, entre otras) de sensibilización sobre la gestión de los
    residuos, y la lucha contra el cambio climático. Dentro de los mismos se podrían
    organizar junto a organizaciones de sociedad civil, organismos internacionales, entre
    otros, acciones que reduzcan la cantidad de residuos producidos a los alrededores del
    río. Así como también establecer que de modo gradual, muchas de las familias que
    viven en condiciones inhumanas a los alrededores del río, puedan ser retiradas y
    asentadas en viviendas que garanticen una mejor calidad de vida. Pudiese
    considerarse ser declarada como una zona protegida, en la que la policía ambiental
    tenga horarios de patrullaje por los alrededores del río para evitar que las personas se
    desplacen para deshacerse de residuos sólidos en el río.
  5. Incentivar la formalización de grupos comunitarios que intervengan en la
    identificación, planificación y ejecución de programas comunitarios sobre la gestión
    de riesgos, en la que se cumpla con la identificación de los centros de refugios en caso
    de una amenaza por alguna manifestación atmosférica, así como también las zonas
    más vulnerables y qué hacer en caso de estas emergencias.
  6. Promover la realización de centros de pensamiento y desarrollo de ideas de
    emprendimiento social con enfoque en la respuesta inmediata a una amenaza por un
    desastre natural y a los efectos adversos al cambio climático.Estos permitiría que los y
    las ciudadanas tengan mayor participación en la toma de decisión y la planificación de
    los planes municipales, pero además, genera mayor fuente de empleabilidad al poder
    financiar estos proyectos que son idealizados por los y las mismas ciudadanas.
  7. En colaboración con el sector privado, aumentar la facilitación y accesibilidad a los
    centros de acopios existentes en la provincia de SD, esto generará un aumento en la
    empleabilidad, y facilitará toda la logística de recogida y traslado de los residuos que
    son generados.
  8. Establecer un fondo de financiamiento para los y las emprendedoras que generan
    proyectos para reducir el impacto ambiental en la provincia. Además, dentro del
    portal de la Alcaldía, establecer un apartado donde se pueda mapear esas iniciativas y
    donde la gente pueda saber cómo sumarse y de qué forma hacerlo.

    References
    (2021, October 28). Los países más vulnerables y más afectados son los que más hacen para
    abordar la crisis climática, según un informe del PNUD | PNUD. Retrieved December
    20, 2021, from
    https://www1.undp.org/content/undp/es/home/news-centre/news/2021/los-paises-masvulnerables-y-mas-afectados-son-los-que-mas-hacen.html
    CAPITULO VI EL CAMBIO CLIMATICO Y LA REPUBLICA DOMINICANA Walter Vergara
    y Seraphine Haeussling 1. Introducción 1. Es muy proba. (n.d.). Ministerio de
    Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD). Retrieved December 20, 2021, from
    https://mepyd.gob.do/mepyd/wp-content/uploads/archivos/end/capitulo-6.-cambio-cli
    matico.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!