Problemas y Soluciones Salcedo

Por Melissa Paula Sánchez

De abundantes problemas a los cuales puedo abordar he decido partir por el trabajo
infantil, y como este tristemente se encuentra presente en mi comunidad y en la provincia
en que resido. La pandemia ha sido un potencializador de la problemática, dado que las
familias de bajos recursos en modo de confinamiento han tenido que modificar su
dinámica y las formas de generar ingreso.

El trabajo en niños, niñas y adolescentes es una actividad que impide a estos desarrollarse
de la manera debida, pues realizar este tipo de actividades a tan temprana edad exige de
mucha madurez y responsabilidad, y estas son cosas que un infante no debe de tener como
su prioridad en tan corta edad.

La necesidad que hay en su hogar es lo que los lleva a trabajar y en la mayoría de los
casos son obligados por sus padres, y esto es preocupante porque abandonan sus estudios
y se encuentran muy expuestos, causando daños en su salud y seguridad.
Por consiguiente, mediante este ensayo estableceré mi punto de vista sobre el trabajo
infantil y las posibles soluciones que se pueden tomar para reducir o erradicar esta
problemática.

Trabajo infantil
Para contextualizar, El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) define el
trabajo infantil como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su
dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.
Producto del trabajo infantil esta la pobreza, lo que provoca que los niños no tengan los
recursos necesarios para cubrir sus necesidades fisiológicas, es decir, las necesidades
básicas de todo ser humano.

También otro producto que influye es la falta de oportunidad y orientación de los padres,
pues estos son los que llevan a que sus hijos estén expuestos y explotados en las distintas
calles y parques de la ciudad, encontrándose vulnerables a cualquier problema o situación
que afecte su integridad.

Los niños que trabajan están corriendo el riesgo de padecer daños tanto físicos como
mentales. El trabajo infantil los restringe de sus derechos y amuralla sus oportunidades
en el futuro, y continúa dando lugar al mismo círculo vicioso de pobreza y trabajo infantil.
Muchos no están escolarizados, y los que sí lo están, quedan frenados en el paso de un
curso al siguiente con respecto a sus compañeros que no trabajan.

En los sectores que laboran estos niños son en la calle en venta ambulante, limpiando
zapatos, mendigando, pidiendo dinero, limpiando ventanas de automóviles y
transportando paquetes en los mercados.

Asimismo, en salones de belleza, bares y cafeterías, talleres de carpintería y de
reparación; en la recolección de residuos en vertederos, en trabajo doméstico y la
explotación sexual como consecuencia de esa ilegalidad.

Esta es la realidad en la que se encuentran cientos de niños indigentes y arropados por la
pobreza más extrema, quienes en algunos casos viven en las aceras, en los edificios
abandonados o en cajas de cartón. Niños y niñas que buscan comida en la basura u objetos
útiles para vender, algunos huérfanos y, en otros casos, es la pobreza extrema de sus
padres la que los lleva a abandonarlos porque son otra boca que alimentar.

Ahora, ¿Qué es lo más recomendable que se debe de hacer para eliminar el trabajo
infantil?
¿Qué propuestas son las más idóneas? A partir de lo que he leído y me he informado en
distintas fuentes, debo de aclarar que esta es una problemática muy compleja, pero eso
no significa que no pueda resolverse.

De verdad me indigna que un país tan rico en muchas cosas e inteligente, a estas alturas
todavía no podamos ponerle fin a esto, ya que estamos hablando de las personas más
vulnerables y sin conocimiento, que no tienen la culpa de lo que le está sucediendo. Esos
niños que se están perdiendo de una de las mejores etapas de su vida, no ha podido ser
ayudados, solo excluidos de la sociedad, lamentablemente.

Es obvio destacar que la legislación es necesaria para erradicar el trabajo infantil, pero,
aplicarla y cumplirla es una ardua tarea, por lo que la participación del gobierno es
decisiva, ya sea por las leyes y normas nacionales como internacionales que protegen a
los niños, niñas y adolescentes del trabajo infantil.

Las acciones para la erradicación y prevención del trabajo infantil y, particularmente, de
las peores formas de explotación infantil, no son solamente una responsabilidad del
Estado, sino de la sociedad en su conjunto.

La solución que le buscaría a esta problemática es crear programas que permitan reforzar
la educación para garantizar que los niños no abandonen sus estudios, manteniéndose al
tanto de que estos están siendo ayudados, y también captar a aquellos que ya abandonaron
la escuela.

Es decir, establecer un registro para la detectar y actuar en casos de abandono escolar,
con el fin de identificar niñas, niños, adolescentes y jóvenes que hayan dejado la escuela
para incorporarse al trabajo, y establecer los medios para la restitución de sus
derechos. Que estos programas se encarguen de llevar a cabo actividades para el
seguimiento y apoyo económico de los niños.

Además, de también mejorar las oportunidades de empleo para los padres de estos,
capacitándolos en talleres para que se encuentren en capacidad de desarrollar trabajos,
trabajos que el mismo programa se encargaría de gestionar, de acuerdo a las destrezas y
habilidades que el padre a demostrado tener en los talleres impartidos. Esto provocará
que las familias no tengan que recurrir a la ayuda de sus hijos para generar ingresos
familiares.

Es importante expandir los programas para la protección social de niñas, niños y
adolescentes que viven en familias que no cuentan con los ingresos suficientes para
sustentarse de manera adecuada.

Conclusión
Después de haber planteado anteriormente el trabajo infantil, llego a la conclusión de que
es necesario ser más consiente de la problemática que se encuentra presente en nuestra
comunidad, es una realidad y una de las más preocupantes no solo en nuestro país sino
también en el resto del mundo.

Esrecomendable tomar cartas en el asunto y poner en marchas las propuestas y soluciones
que se he dado con anterioridad para erradicar este mal. No solo por la escolaridad, sino
porque estos niños se encuentran en riesgo, sufriendo enfermedades y poniendo
diariamente sus vidas en peligro, y expuestos a discapacidades graves. Además de los
grandes traumas físicos y psicológicos que contraerán.

Para culminar, citare esto que dijo dijo Peter Bakker, presidente y director ejecutivo de
WBCSD. “Las empresas tienen un papel fundamental que desempeñar para cambiar
positivamente la vida de los niños al abordar las causas fundamentales del trabajo
infantil a través de una variedad de intervenciones clave”, “Este informe está diseñado
para contribuir a repensar lo que es posible y revitalizar la fe en el poder del impacto
colectivo”.

Referencia bibliográfica
https://www.unicef.org/dominicanrepublic/comunicados-prensa/unicef-y-oit-casos-detrabajo-infantil-se-elevan-160-millones
Oficina Internacional del Trabajo. GINEBRA, La eliminación del trabajo infantil: Un
objetivo a nuestro alcance.112 P.
Hicks, N. y Q. Wodon (2001): “Protección social para los pobres en América Latina”,
Revista de la CEPAL, N.º 73, Santiago de Chile, abril

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!