Problemas y Soluciones Monte Plata

Por Diego Caballero
Es importante antes de entrar de lleno en el artículo, conocer algunos términos. El término
basura se refiere a cualquier residuo inservible, o todo material no deseado y del que se tiene
intención de desechar. y, por ello, se diferencia de los residuos, que es todo lo que pueda ser
reutilizado o reciclado. El reciclaje en cuestión, es un proceso cuyo objetivo es convertir
residuos en nuevos productos o en materia prima para su posterior utilización. Se previene el
desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima y el
uso de energía.

Desde hace décadas el problema de la recogida de la basura ha sido uno de los temas
presentes en el ámbito político social en República Dominicana. La acumulación de basura en
las calles por falta de recolección ha sido común y evidente, por lo que este tema ha
dominado como unos de los principales proyectos y/o propuestas en discursos y promesas en
tiempos de campañas electorales. Sin embargo, hoy en día el problema de la basura no puede
verse únicamente desde el punto de vista de la recolección, debido a que durante décadas
hemos ido acumulando un pasivo ambiental de gran magnitud en lo que tiene que ver con el
manejo de la disposición final en vertederos a cielo abierto. Situación que amenaza
constantemente la condición sanitaria de nuestras ciudades y municipios, incluyendo nuestros
grandes destinos turísticos, los cuales podrían verse afectados considerablemente .El
Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ha identificado en todo el país un total
de 350 vertederos a cielo abierto que reciben de manera consolidada más de 14,000 toneladas
diarias de basura (5,110,000 toneladas al año), los cuales en su mayoría operan sin ningún
tipo de control ambiental, generando toxinas que contaminan nuestras fuentes de agua
subterránea y en los cuales la práctica de quema predomina comúnmente a cielo abierto de la
basura, tanto de manera intencional como de manera espontánea.

Es por ello que vamos a formular como problemática del caso; cómo podemos no solo
combatir la contaminación pero aprovechar los beneficios del tratamiento de los residuos en
el ámbito socioeconómico, cultural y político.

Para ello vamos a estudiar en una primera parte, desde el ángulo macro, las consecuencias y
el impacto que tienen los desechos y residuos en los Dominicanos, en el aspecto social,
económico y político.

Luego en una segunda parte vamos a estudiar los beneficios que conlleva el reciclar y/o tratar
de los residuos.

Por último vamos a estudiar la puesta en marcha de una prueba o prototipo de este proceso de
reciclaje, para su implementación, investigación, y posteriormente a su implementación a
gran escala (Nivel Nacional).

Durante abril y mayo del año 2020, mientras enfrentábamos la pandemia, de lo cual
tuvimos que adoptar un proceso de cuarentena que nos mantuvo encerrados en nuestros
hogares, el vertedero a cielo abierto de Duquesa en Santo Domingo estuvo incendiado por un
período de 30 días. Durante este período, el incendio generó todo tipo de emisiones
contaminantes que se hacían evidente en toda la ciudad a través de nubes de humo, las cuales
en algunos casos arropaban las zonas urbanas de tal manera que bloqueaban la visibilidad, así
como también a través del mal olor peculiar que acompaña este tipo de emisiones
contaminantes.

El tratamiento de residuos sólidos en vertederos produce la generación de metano, un gas de
efecto invernadero que según estimaciones publicadas por FAO (2020) tiene poder de
calentamiento global de 21 veces mayor que el dióxido de carbono. La quema a cielo abierto
de basura libera una variedad de contaminantes tóxicos. Estos compuestos incluyen dióxido
de carbono, metano y partículas que normalmente se asocian con la contaminación del aire y
pueden conducir a casos graves de enfermedades respiratorias. La quema a cielo abierto de
basura está especialmente asociada con la emisión de contaminantes orgánicos persistentes.
Esto incluye hidrocarburos aromáticos policíclicos, dioxinas y furanos, todos los cuales son
cancerígenos y se han relacionado con una variedad de otras enfermedades. Los impactos de
estos contaminantes son especialmente dañinos para los fetos no nacidos, los recién nacidos y
los niños que entran en contacto con los contaminantes, ya sea a través de sus madres o a
través de la exposición directa. En consecuencia, varios de los contaminantes emitidos por la
quema de basura a cielo abierto pueden causar graves daños al desarrollo en los niños.
Desde el punto de vista económico, además del pago a las empresas recolectoras, los
ayuntamientos deben realizar pagos fijos a la administración de los vertederos, que se
calculan en función de la cantidad de desechos que depositan.

La tarifa establecida es de unos US$3 por tonelada, aunque la misma debería estar por los
US$7 para poder cubrir los gastos del vertedero según la administración de Duquesa como
ejemplo.

En función de la tarifa, que es revisable cada año, la administración de Duquesa cobra
montos fijos de RD$6.5 millones al mes al ADN, RD$3 millones al ASDE, RD$500 mil al
ASDO y RD$160 mil al de Los Alcarrizos.

Además están Pedro Brand con RD$56 mil y Pantoja con RD$30 mil, quedando exento de
pago el ASDN, por estar el vertedero en su demarcación. Con un total de RD $10,246,000 no
existe siquiera una gestión prudente para la recolección, y tratamiento de los desechos. La
República Dominicana es actualmente el cuarto país con mayor generación per cápita de
basura en América latina, Con un estimado de 1.08 kg/Habs/día. Quedando por encima de
países como Guatemala, Bolivia, Honduras, Cuba y Perú, según el informe del Banco
Mundial, 2018 “LOS DESECHOS 2.0”.

Para concluir esta parte es preciso destacar que estos contaminantes generan un impacto
importante en la salud causando enfermedades como fallos respiratorios, cáncer de pulmón,
cáncer de piel, retraso del desarrollo cognitivo, linfoma, leucemia, entre otros. La realidad
vigente que ha impuesto la pandemia del Covid-19 compromete de forma progresiva las
consecuencias de esta situación en las afecciones respiratorias provocadas por tal virus.
Entrando a la segunda parte del caso, que beneficios conllevaria el reciclaje y el tratamiento
de los residuos; El reciclaje permite ahorrar energía de forma significativa. Es menos costoso
reciclar un material que fabricarlo desde cero, como ocurre por ejemplo con el vidrio.
Reciclar ayuda a evitar la explotación de los recursos naturales. El reciclaje hace posible que
los materiales originales puedan ser aprovechados con un nuevo uso, sin que sea necesario
volver a usar recursos naturales para fabricarlos. Se evitan los métodos de extracción de
recursos naturales, que son invasivos y contaminantes. El reciclaje permite no sustraer nueva
materia prima para fabricación y se puede simplemente reciclar la materia existente. Se
reduce la contaminación, proporcionando una atmósfera más limpia. Reciclando ayudamos a
reducir el daño producido al medio ambiente. Se conserva el medio ambiente ya que permite
reducir la cantidad de desechos sólidos que llegan a los vertederos. Esto hace posible que los
vertederos ocupen menos espacio e incluso puedan llegar a cerrarse, evitando el impacto
negativo que causan sobre el medio ambiente. Permite alargar la vida útil de los vertederos,
ya que se llenan a un menor ritmo evitando que se abran más vertederos. Si depositamos los
desechos que generamos en el contenedor correspondiente para que sean reciclados se
reducen los costes de recolección y clasificación de los residuos, ya que son las personas las
que ayudan a realizar dicha labor.

Reciclaje de papel
El papel sí es un material biodegradable, pero como es uno de los materiales más utilizados
en todo el mundo, es muy conveniente reciclarlo en lugar de obtenerlo de su fuente natural, la
madera de los árboles. En el proceso de reciclaje del papel, éste se tritura y se somete a
tratamientos para disgregar las fibras de celulosa que lo forman y convertirlo en pasta de
papel, que se utiliza como materia prima en el proceso de fabricación del papel.
Reciclaje de vidrio
El vidrio es probablemente el material que mejor se adapta al reciclado ya que puede ser
reutilizado y procesado una cantidad infinita de veces. Cuando el vidrio es sometido al
proceso de reciclaje se ahorra hasta un 30% de la energía necesaria para la producción de
vidrio nuevo.

Reciclaje de baterías y pilas
El reciclaje de baterías y pilas resulta muy importante para el cuidado del medio
ambiente, ya que generalmente éstas son fabricadas con materiales contaminantes como
metales pesados y otros compuestos tóxicos que son muy nocivos si se liberan en la
naturaleza. Al reciclarlos se evita el peligro de que lleguen al medio ambiente y se
ahorra en los procesos de fabricación.

Reciclaje de aluminio
El aluminio es un metal muy utilizado cotidianamente en cualquier ámbito,
principalmente en el papel de aluminio, latas y envases y en la construcción. El reciclaje
de éste mismo resulta sencillo, ya que consiste en fundir el aluminio y purificarlo para
ser utilizado nuevamente.

Reciclaje de plástico
El plástico es un material no biodegradable, que tarda más de 200 años en degradarse
cuando se libera en la naturaleza. El proceso de reciclaje del plástico consiste en
recolectar, hacer una selección y clasificarlo. Posteriormente se limpia y se trocea para
finalmente proceder a fundirse. Éste luego se utilizará como materia prima en la
fabricación de nuevos objetos de plástico

En cuanto al reciclar materia orgánica esta puede contribuir al sector agrícola ya que
mejora la calidad de los suelos dado que el compost ayuda a mejorar la estructura y
fertilidad de los suelos degradados y faltos de materia orgánica muy comunes en todo el
territorio Dominicano. Ahorro de recursos ya que la materia orgánica se convierte en
compost en las plantas de tratamiento (proceso de compostaje y digestión anaeróbica). El
compost se utiliza como abono orgánico para la agricultura y la jardinería y evita el uso de
otros abonos. El compost mejora la calidad de los suelos (fertilidad, porosidad, retención de
agua y retención de nutrientes). Y por último ahorro de energía dado que el reciclaje de la
materia orgánica en las plantas produce biogás, similar al de los vertederos, y permite la
obtención de energía.
Pasando a nuestra última parte, es importante la puesta en marcha de una prueba o prototipo
de este proceso de reciclaje, para su implementación, investigación, y posteriormente a su
implementación a gran escala ya que es la evidencia y la validación por parte de las
comunidades de que este tipo de producción circular es posible. La pregunta ahora es cómo
podemos poner en marcha este prototipo y de qué trataría el mismo. En mi opinión
pudiéramos seleccionar aquellos residuos que sean menos costosos de reciclar dada su
cadena de reciclaje como por ejemplo la materia orgánica, y utilizar los beneficios a corto
plazo de este reciclaje para sus posteriores propósitos como la fertilización en la agricultura
Dominicana, enfocada a aquellos productores de bajos o escasos recursos para poder
satisfacer sus necesidades diarias así como las necesidades alimenticias del pueblo
Dominicano. Luego de seleccionar la categoría de residuos a reciclar podríamos seleccionar
una comunidad (Sector) en la que podamos a través de nuestros ciudadanos separar dicho
residuo y a través de un mecanismo de recolección, transportar dicha materia orgánica a los
centros de acopio para luego ser tratados debidamente para su posterior uso en el mercado.
De funcionar dicha implementación y ver los costes del proyecto se podría expandir dicha
modalidad en los diferentes renglones de comunidades para ver cómo se desenvuelve. De
ser un éxito podría contemplarse en los próximos planes de desarrollo a nivel nacional.
En conclusión, podemos afirmar y reconocer el impacto negativo de los desechos y/o
residuos, acompañado de una mala gestión Social, Privada y Pública para nuestro medio
ambiente, nuestras sociedades y nuestra salud. Reconociendo que la implementación de
procesos de selección, recolección y tratamiento de las categorías de residuos equivale a
utilizaciones prácticas en los distintos sectores como la agricultura, anteriormente señalado
con los residuos orgánicos aportando no solo beneficios para la agricultura pero una
alternativa a la escasez o alzas de precios de los alimentos en el Mercado Dominicano.
Reduciendo considerablemente los costes y gastos que requiere el sector, además de la
obtención de ingresos extra para el desarrollo del mismo. Contribuyendo a la vez a la marca
país a través del sector turístico quien es y será nuestra primera fuente de ingresos del país.
Esta iniciativa e interés debe surgir primeramente por los ciudadanos para luego ser parte de
la agenda gubernamental en cuanto al desarrollo y objetivos de la agenda 2030 de la
República Dominicana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

Mi Visión

¡Republica Dominicana Puede!